Tag Archives: Terror nocturno

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí

13 Sep

Augusto-Monterroso-Cuando-despertó-el-dinosaurio-todavía-estaba-allí

Por: El Rincón de lo Humano.

Cada día, nos levantamos llenos de animo. Aunque no sea el animo fanático mas profundo. Cada uno a su manera se carga de energía para afrontar cada día.

Lo sorprendente es que una vez despiertas, te das cuenta que la pereza, el miedo, la impotencia y todas esas cosas con las que te dormiste; permanecen allí.

Un grato ejemplo, se resume en el  siguientes texto que me resulta muy inspirador :

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí” *.

En cada contexto estas palabras toman un significado distinto. Dicho ejercicio interpretativo, corresponde por ahora a cada lector. De lo cual, espero surjan las mas variadas exposiciones.

Saludos.

*Augusto Monterroso. El dinosaurio. Obras completas (y otros cuentos). Editorial Anagrama, Barcelona, 1998.

NUNCA VOLVERAS A DORMIR: El lado oculto de los sueños

25 Feb

Pesadillas-ensoñar

Todos hemos tenido alguna vez un sueño donde nos encontramos haciendo algo indebido, enfrentándonos a lo prohibido sin el menor remordimiento ó simplemente alcanzando gloriosamente nuestras metas, nos sentimos de maravilla y finalmente despertamos.

Que pasa en ese mundo nublado y místico en el que el ciego ve, el sordo escucha y los paralíticos andan; donde el hombre mas pobre puede darle ordenes a Hitler, pasar una noche en un harem con las mujeres mas famosas del mundo ó volar por los cielos. Ese universo mediado por imágenes confusas de las que no podemos escapar y hemos sido milenariamente cuidadosos en su recuerdo y aplicación.

Los sueños pertenecen a la economía imageneologica del pensamiento humano, algunos pasan con relativa irrelevancia pero otros quedan en la memoria asociados a hechos felices o tristes que relacionamos como un vaticinio ó un estado de lucidez superior, a veces místico  que por alguna razón el universo nos otorga. En Psicología, algunas corrientes utilizan los sueños como interpretaciones directas del inconsciente. Desde sus inicio Freud y otros psicoanalistas encontraron la manera de interpretar los sueños y vieron que los deseos ocultos se subliman a través del lenguaje de los sueños, con la misma versatilidad de un poeta que actúa sin represiones, en ellos el caballo de los deseos se desenfrena y surgen fantasías sexuales, deseos de incesto, asesinato, maltrato y toda serie de sucesos por lo demás prohibidos en la sociedad moderna.

¿Son reales? ¿De donde provienen? ¿Somos culpables ó inocentes por ellos? Son las preguntas que nos hacemos. Las preguntas no las puedo responder, pero considerando que en ocasiones escuchamos los peores consejeros, por que no escuchar y meditar en nuestros sueños. A lo sumo estaremos escuchando nuestro cerebro, pero sabremos que será un consejo aceptable y definitivamente adaptado a nuestra realidad y capacidad. En lo personal  he tomado esos sueños, he vivido, he sentido y los percibo como míos independientemente de su temática,  provocando en ocasiones una intensa felicidad que buscamos afanosa e  infructuosamente en otros.