Tag Archives: La lombriz intestinal (Ascaris lumbricoides)

El enemigo está dentro de nosotros: 10 parásitos humanos

29 feb

22/07/2009
necator-americanusLas relaciones simbióticas entre parásito y anfitrión puede tener efectos beneficiosos, incluso cambiar la personalidad humana y la evolución. A menudo, sin embargo, los daños superan los beneficios. He aquí algunos de los parásitos humanos más comunes y los efectos perjudiciales que pueden acarrear.

Anquilostomas (Necator americanus

Este gusano nematodo parásito comienza la vida fuera del cuerpo y se transmite a través del agua contaminada, frutas o vegetales.

La larvas de ancylostomas crecen dentro del intestino humano, ahí se adhieren a la pared del intestino y beben la sangre de sus anfitriones, a veces causan un tipo de anemia llamada anquilostomiasis.

Síntomas: debilidad, dolor abdominal, náuseas, diarrea, anemia
– Imagen: Science Photo Library

sarcoptes-scabieiÁcaro de la sarna (Sarcoptes scabiei var. Hominis) 

Comúnmente conocido por su picazón, el parásito se transfiere por contacto físico.

El ácaro hembra deja sus huevos en la piel humana, provocando la reacción e inflamación. Esto se agrava cuando la hembra comienza enterrar los huevos bajo la piel produciendo una intensa picazón, comúnmente conocido como sarna.

Síntomas: picor, dolor, nódulos llenos de pus, irritación de la piel .
– Imagen: Science Photo Library

ascaris-lumbricoidesLa lombriz intestinal (Ascaris lumbricoides

Estos los nematodos intestinales más grandes que afectan a los seres humanos, llegando a 15-35 centímetros de longitud.

Que se transfieren por ingestión. Los huevos eclosionan rápidamente y penetran en la pared intestinal, desde allí al torrente sanguíneo.

A partir de ahí, la lombriz pone rumbo hacia los pulmones, desde donde se expetora y se ingiere, para retornar al intestino.

Síntomas: fiebre, cansancio, erupción cutánea alérgica, vómitos, diarrea, problemas en el sistema nervioso, sibilancias / tos.
– Imagen: Science Photo Library

platelmintosTrematodos platelmintos sanguíneos (Schistosoma mansoni, S. haematobium, S. japonicum) 

Estos pequeños trematodos viven en el torrente sanguíneo de los anfitriones infectados y causan la esquistosomiasis, también llamada bilharziasis.

Viven en el agua, y penetran en la piel de las víctimas que entran en contacto con agua contaminada.

El parásito causa inflamación (hinchazón) y daños en órganos, especialmente el hígado.

Los gusanos adultos pueden persistir en el huésped humano durante décadas, y es posible que no cause ningún síntoma durante años.

Dejan en su huésped las heces y pasan parte de su ciclo de vida en un caracol de acogida.

Síntomas: fiebre, dolor, tos, diarrea, inflamación de las glándulas, letargo.
– Imagen: Science Photo Library

helmintos-imagenesLa tenia (Taenia solium

Se transmite a través de alimentos infectados, una tenia en engancha a al instestino de su víctima con los ganchos en su “cabeza”, o escolex.

Maduran sobre los tres o cuatro meses, tiempo durante el cual desarrolla de los órganos reproductivos.

Una Tenia puede sobrevivir hasta 25 años dentro de un ser humano.

Sus huevos son excretados en las heces y puede sobrevivir en la vegetación, donde la consume el ganado o los cerdos, de estos se transmite a los humanos.

Síntomas: náuseas, vómitos, inflamación del intestino, diarrea, pérdida de peso, mareos, ataques, malnutrición.
– Imagen: CDC

enterobius-vermicularisLombrices instestinales (Enterobius vermicularis

Las lombrices son un parásito muy común de la humanidad, causando enterobiasis.

Las hembras adultas, de 8 a 13 milímetros de longitud, tienen una especie de pincho posterior.

Las lombrices se aparean por inseminación traumática, el macho clava su pene a la hembra, más tarde muere.

Tienen su hogar en el intestino de su anfitrión, pero a diferencia de muchos parásitos no pasan a la sangre, y no pueden sobrevivir en otras partes del cuerpo durante mucho tiempo.

Ponen sus huevos fuera del cuerpo, por lo general alrededor del ano, causando prurito: esta picazón ayuda a la propagación de las larvas a través del contacto directo.

Síntomas: Irritación y arañazos.
– Imagen: Public Health Image Library

elefantiasis-agenteWuchereria bancrofti

Los mosquitos llevan el parásito, lo liberan en el torrente sanguíneo del huésped humano.

Las larvas se trasladan a los nódulos linfáticos, predominantemente en las piernas y en la zona genital, y se convierte en gusano adulto en el curso de un año.

Por lo general, son responsables de la enfermedad tropical filariasis, pero en casos extremos puede provocar elefantiasis.

Síntomas: fiebre, escalofríos, infecciones de la piel, ganglios linfáticos dolorosos, piel engrosada, hinchazón.

- Imagen: Sinclair Stammers/Science Photo Library

parasito-del-gatoToxoplasma gondii

Un parásito común, con forma de media luna, que invade el sistema nervioso central.

Los seres humanos se infectan con este organismo al comer carne o por mal cuidado de gatos infectados.

La mayoría de las personas han estado expuestas a este parásito y presentan anticuerpos contra ellos, pero algunas personas padecen síntomas.

Son más susceptibles las personas con un sistema inmune comprometido, y los fetos pueden sufrir graves o mortales efectos por la infección.

Síntomas: síntomas de gripe, fiebre, escalofríos, fatiga, dolor de cabeza.
– Imagen: Hu Ke / John Murray

giardiasisGiardia lamblia

Giardia lamblia es un parásito protozoario flagelado.

Vive y se reproduce en el intestino, causando una infección del intestino delgado, conocida como la giardiasis.

Cuando reside en el intestino humano, resulta en inflamación y otros daños, reduciendo la capacidad del intestino para absorber la nutrición, causando diarrea.

El parásito es muy resistente al tratamiento de agua y se sabe que existen en el agua potable.

Los síntomas: diarrea, náuseas, dolor abdominal, pérdida de peso, el característico erupto “a huevos podridos”.
– Imagen: CDC / Janice Carr

amebiasisEntamoeba histolytica

Este organismo unicelular causa una enfermedad llamada amebiasis.

Predominantemente infecta a humanos y otros primates.

Se puede encontrar en el agua, ambientes húmedos y en el suelo y pueden contaminar las frutas y hortalizas.

Se propaga a través de contaminación fecal.

Aparte del parásito del paludismo, causa más muertes que cualquier otro protozoo.

Síntomas: dolor abdominal, pérdida de peso, debilidad, diarrea, absceso hepático.
– Imagen: CDC / George Healy

Fuente:Parasitos Humanos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 321 seguidores